El Servicio de Protección Institucional se crea como una dependencia de la Fuerza Pública, adcrita al Ministerio de la Presidencia, cuyo Jefe máximo es el Presidente de la República. La misión principal del Servicio de Protección Institucional es garantizar la preservación del orden constitucional legítimamente constituidos, salvaguardar la vida y honra del Presidente de la República, los Ex -Presidentes de la República y los Ex-Vicepresidentes encargados de la Presidencia de la República, según lo dispone este Decreto Ley; así como coadyuvar al mantenimiento del orden público interno, la paz y la seguridad ciudadana.  

Como parte de nuestra organización contamos con el nivel político y Directivo, nivel de coordinación, nivel asesor, nivel fiscalizador, nivel de apoyo y dentro del nivel operacional tenemos el grupo de Protección Presidencial, la Guardia Presidencial y el GEAT; uno tiene la responsabilidad de brindar protección y escolta a Personas Importantes; el otro tiene la responsabilidad de velar por la seguridad de las instalaciones, así como el protocolo de honor, la custodia de las riberas del Canal, la seguridad de diferentes instalaciones donde se realicen eventos oficiales o cumbres  presidenciales, el último que es un grupo de fuerzas especiales a órdenes del Sr. Presidente de la República.

En materia de capacitación se cuenta con una Academia de Formación y Capacitación Integral, en la cual se forma el personal y se mantiene en constante entrenamiento, lo que ha permitido elevar el nivel profesional de las unidades,   mantiene una cooperación constante con el resto de la Fuerza Pública, donde ha participado en diversos ejercicios, como el pasado evento Panamax, realizado en nuestro país; muchas de las unidades que integran la Institución han recibido entrenamiento en países de  Centro, Suramérica y Europa. 

El Servicio de Protección Institucional ha sido modelo para la creación de Instituciones similares en otros países de Centroamérica.